Mandalas tibetanos ¿Qué son? ¿Qué significan?

Descubrimiento de los mandalas tibetanos, qué son y cuál es su importancia en la tradición budista. El mandala hecho con arena crea imágenes deslumbrantes que nos enseñan mucho sobre nuestra vida cotidiana. Los mandalas tibetanos son dibujos de arena cargados de espiritualidad. Todos estos mandlad , aunque estén formados por cuadrados o triángulos, siempore poseen una estructura concentrica y ofrecen un equilibrio de los elementos, simbolizando unidad y armonía.

Un mandala es un símbolo geométrico que representa el universo y es una parte integral de la tradición budista tibetana. El psicólogo Jung estudió el mandala como imagen arquetípica innata del inconsciente colectivo, el descubrimiento de que estas formas están contenidas en nuestra mente y no son en absoluto invenciones artísticas.

¿Qué son los mandalas tibetanos?

En la tradición budista tibetana,los mandalas no son simples dibujos bidimensionales hechos con arena, sino que representan una vista en tres dimensiones a través de los ojos de Buda que se encuentra en el corazón de cada mandala tibetano y que induce a  la meditación.
Los mandalas tibetanos son cuidadosamente elaborados a mano con arenas de colores y las herramientas utilizadas para crear mandalas, llamados chak-pur, ayudan a los monjes para colocar  laboriosamente la arena en el propio mandala. La práctica de realizar mandalas por los monjes tibetanos recibe el nombre de “dul-tson-kyil-khor, que significa mandalas de polvos de color. En el pasado también eran utilizadas para su confección piedras preciosas como los lapisllazzuli de color azul o rubíes de color rojo. Actualmente se usan piedras blancas que son molidad y a las que se las tiñe con tinturas opcas para obtener un efecto parecido al de las piedras preciosas.

¿Cómo es la ceremonia para realizar los mandala de arena?

Al comienzo de la ceremonia de creación de mandalas de arena , da comienzo la ceremonia de apertura donde los monjes entonan mantras y suenan instrumentos parecidos a flautas y tambores. Luego comienzan a trabajar dibujando con mucha atención los contornos del mandala sobre una superficie plana.

Una vez dibujado el esquema de base, colocarán poco a poco millones de granos de arena coloreada que disponen muy cuidadosamente en las diversas secciones del diseño hecho. Estos granitos de arena son colocados con una especie de embudo de metal finito llamado chapkur. Por lo general, siguiendo las tradiciones, son cuatro monjes que trabajjan en forma simultánea, cada uno se ocupa de un cuadrante del diseño del mandala.

Con extrema paciencia los monjes van disponiendo de los granos de arena desde el centro hacia el exterior. Completar un mandala puede llevar una semana, de acuuerdo a la cantidad de detalles.

Realizar este tipo de mandalas requiere habilidad , paciencia y presición. Como hemos dicho, una vez realizados estos mandalas son destruídos para enseñar que no hay que aferrarse a las cosas terrenales y entender que nada dura para siempre.

 

Cada mandala tibetano tiene un significado único y diferente teniendo como objetivo marcar un camino espiritual en cuanto a símbolo de orden cósmico. En elllos aparecen los círculos celestes que recuerda  la tierra , el sol y la luna, así como los círculos conceptuales que se refieren a la familia, los amigos  y a la comunidad.Muchos de estos símbolos son muy antiguos y todos tieen un significado espiritual.

En el budismo tibetano el rol de los mandalas es tan importante que en algunos casos terminan siendo una estructura arquitectónica, ya que algunos templos fueron pensados y construídos como verdaderos mandalas gigantes.

El método de trabajo utilizado por los monjes tibetanos para crear un mandala es a la vez una práctica artística y una práctica espiritual. Si bien es cierto que los mandalas son extraordinarios en términos de belleza, hay todo un  proceso detrás de ellos que es realmente fascinante, ya que requiere un gran esfuerzo, mucho tiempo y, sobre todo, la capacidad de no desarrollar ningún apego a él, porque al finalizarlo  será destruido totalmente. La destrucción de los mandalas, de hecho, es la culminación del proceso, la intención de recordarnos la transitoriedad de la vida.

Así es que los mandalas creados por los monjes budistas nos enseñan mucho .Además tengamos presente que cada color que los monjes utilizan para colorear mandalas tiene un significado. El rojo es por el coraje y el emprendimiento, el negro porque implican regeneración, el amarillo habla de l intelecto, el verde de la tierra y la naturaleza, el marrón evoca la fertlidad, el anaranjado el calor, la satisfacción y la alegría.

¿Qué significan los mandalas tibetanos?

Los Mandalas tienen muchos significados, pero las tres lecciones más importantes que nos dan los mandalas tibetanos  son:

•  Tener disciplina para entrenar y entrenar hasta que los procedimientos  serán totalmente adquiridos. Antes de llegar a la creación de un mandala, de hecho, cada Monje se deberá entrenar cientos de veces con la arena blanca y, más sorprendentemente, no corregir los errores … cada vez que hace algo mal…..comienza de nuevo!
•  Perseverar: el punto es para completar el trabajo, sin importar el resultado. La única tarea es desafiar a nosotros mismos para producir el mejor trabajo posible , tener éxito sin tener en cuenta la opinión de los demás, la ganancia o reconocimiento.
•  Después de terminar se comienza de nuevo …: encontrar la energía vital para hacer frente a una nueva tarea mantiene la flexibilidad creativa y disfrutar del presente, sin apego al pasado … incluso el mandala de hace un segundo, cuando había sido perfecto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here