Mandalaterapia contra el cáncer

Si bien la Mandalaterapia no cura, ayuda psicológicamente a sobrellevar la enfermedad y logra que la persona afectada pueda lograr uneqilibrio interior. La mandalaterapia representa ya sea para los pacientes como para los familiares de los mismos un instrumento para poder concentrase sobre uno mismo para encontrar el equilibrio interior y descubrir las respuestas personales que servirán a una mejor adaptación a la enfermedad y a la terapia.

Te puede interesar

Mandalaterapia contra el cáncer

Los mandala representan un momento de evasión de una cruda realidad cotidiana. Por eso es tan importante realizar el diseño y coloreado de mandalas, un momento en que la persona dedica a si misma y que trae un gran beneficio psicológico porque se concentra de manera constructiva y creativa sobre algo que considera propio.

Visto como una herramienta dentro de una intervención psicoeducativa, el objetivo es, por lo tanto, mejorar la capacidad de adaptación psicológica y social de los pacientes.


Los objetivos generales de la Mandalaterapia son:

  • La reducción de la ansiedad y el estrés relacionado con el tratamiento.
  • Superar la falta de información y / o desinformación.
  • El aumento de la adaptación a la enfermedad de control personal y habilidades de resolución de problemas.
  • El mandala puede proporcionar al paciente y su familia una herramienta adicional para desarrollar mejores estrategias para adaptarse a un momento tan particular en sus vidas.

Qué provoca la Mandalaterapia

Colorear un mandala puede ser un buen intento para entrar en contacto con uno mismo, una manera de poder vivir los propios cambios debido a una enfermedad. De esta manera la técnica de colorear mandalas sirve para alejar los pensamientos negativos que surgen en estas ocasiones en las que los medicamentos, las quimioterapias u otros tratamientos  agobian al paciente. Es así que este mientras colorea su mente se aleja de la enfermedad y de los síntomas ligados a los tratamientos.

Más complejo es el mandala y mayor será la concentración, por lo tanto la mente estará cada vez más lejos de todos estos sentimientos negativos y posibles depresiones. Más ocupada está la mente reaizando mandalas , más rápido se ponen en funcionamiento los mecanismos interiores para resolver problemas. O sea que los mandalas son un instrumento para aplacar las ideas disfuncionales para equilibrar a la persona.

La persona pasa de estar dentro de un caos mental a tranquilizarce mientras va coloreando los mandalas. Si bien muchos lo toman como un entretenimiento, los principios de l mandala pueden ayudar al paciente con respecto a centrarse, curarse y crecer o sentirse mejor.

La persona puede entender que colorear mandalas puede empujarlo a recuperar las propias energías desarrollando un mayor autocontrol y autodeterminación.

Cómo se hace la Mandalaterapia contra el cáncer?

En este caso se comienza a colorear el mandala desde el borde exterior que representa en el momento que se ncuentra el paciente. El paciente seguirá coloreando hacia el interior tomando los colores que le surgen en el momento sin pensarlo mucho.

El propósito de hacer que un paciente enfermo de cáncer pinte mandalas es la concientización de la enfermedad y de la propia terminalidad. Se dan pocas y simples indicaciones, seguramente precedida por la explicación de lo que es un mandala, para que puede servir en el transcurso terapéutico.

Luego se evalua el estado emotivo del paciente, su ansiedad, preocupación, depresión y puntos críticos de su personalidad para pasar a otras consignas. Todo dependerá de la evaluación psicológica del paciente.

Preferentemente elegir realizar la Mandalaterapia en un lugar con sol, puede escucharse música y que no haya interferencias del mundo exterior para que se pueda relajar. Esta coloración podrá ayudar a que el paciente pueda entender que la enfermedad pertenece a un mundo exterior que de ninguna manera puede controlar a una persona.

Luego de que el paciente coloree varios mandalas se lo invita a elegir cuál le agrada más o le produjo mayor bienestar, se lo pega en la pared y se hace una meditación focalizando el mandala. El paciente deberá describir las sensaciones que advirtió a medida que coloreaba el mandala tanto a nivel cognitivo como corpóreo.

Digamos que colorear con absoluta libertad dentro del circulo del mandala para el paciente hace en cierta manera un viaje hacia lo infinito. Se le pregunta al paciente que es lo que sintió mientras coloreaba, especialmente lo que siente interiormente para que pueda expresar sus sentimientos.

Por lo general el resultado más importante de colorear mandalas es que le dan libertad a las angustias interiores al dejar en libertad su aspecto creativo, calmando el estado ansioso y disminuyendo el estado de depresión. Todo lleva poco a poco a un estado de relajación y armonía que ayuda a sobrellevar la enfermedad.

Para información de nuestros seguidores hay diversos cursos de Mandaterapia en la web que podrán consultar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.